Cachetadas de realidad, repiqueteos en los sentidos. A muchos les gusta que les cuenten historias que tengan ese nudo en la garganta, ese nervio tenso, ese retorcijón estomacal. Y ese alivio por comprobar que dentro de los cuentos, esas vías del caos y el cosmos, persiste un mundo que se parece al que conocemos, y que esa autenticidad nos lleva a pensar inquietamente que puede ser más real que el real.
Los cuentos de Javier Núñez te invitan a pasar por ahí, por esa esquina que sin razón siempre uno esquiva, por la vereda que en verdad no sabemos por qué nunca habíamos pisado. La historia de los otros que se parecen mucho a las historias de uno, pero bien contadas.

Clic en el botón Editar para cambiar este texto.


Also published on Medium.